Vacaciones a destiempo

De vez en cuando el cuerpo nos pide un descanso, pero, ¿qué pasa si nos lo solicita cuando todos nuestros amigos están trabajando? ¿Qué pasa si nos toca coger vacaciones a destiempo? Aunque parezca raro, hay quienes prefieren esta opción por varias razones:

  • Evitamos los atascos. Si nos vamos de puente o de vacaciones a la vez que todo el mundo, el monumental atasco no nos lo quita nadie, en cambio, si salimos de viaje en otro momento, además de evitar salidas y entradas, podremos parar a comer en cualquier restaurante de carretera sin tener que pegarnos para coger una mesa.
  • Podemos conseguir unas vacaciones a un precio considerablemente más bajo ya que hay menos demanda.
  • La oferta es mucho mayor ya que, por lo general, al no estar en temporada, los hoteles no están llenos.
  • Si no estamos atados a viajar en una fecha concreta, podemos jugar con los días y conseguir un viaje realmente barato.
  • Las playas que por lo general están abarrotadas, fuera de temporada suelen estar desiertas.

Vacaciones a destiempo. Qué hacer cuando tus amigos están trabajando.

  • Si no queremos viajar solos, siempre hay un amigo comodín al que le sueltas la palabra ‘aventura’ y lo deja todo. ¡Seguro que te ha venido su nombre a la cabeza!

Pero… ¿Qué pasa si no puedo viajar?

Si no podemos viajar podemos disfrutar de unas apacibles vacaciones en nuestra ciudad. ¡Hay miles de cosas que hacer!

  • Aprovecha las vacaciones para descansar pero, no olvides que los días pasan rápidos así que tampoco pierdas el tiempo en la cama.
  • Relájate. Ve a darte un masaje, a un spa o simplemente date un baño con espuma en casa. ¡No olvides las velas y adecuar la música al momento!
  • Es el momento ideal para terminar ese libro que tienes a medias.
  • Conoce tu ciudad.
    • ¿Te has parado a ver los edificios de tu barrio? Normalmente cuando caminamos lo hacemos deprisa y corriendo y no nos detenemos a observar lo que tenemos a nuestro alrededor. Hay edificios sorprendentes que seguro que no has visto. Es el momento de fijarnos en lo que tenemos en nuestro entorno. ¡Seguro que descubrimos algo nuevo!Vacaciones a destiempo. Qué hacer cuando tus amigos están trabajando.
    •  Visita algún museo o exposición. Seguro que hay algún museo que siempre has querido visitar, ¡es el momento! Quizás te apetece algo diferente. Investiga qué hay en tu ciudad, ¡igual hay un museo friki que no sabías que existía!
    • Prueba ese restaurante que te es imposible pagar. ¡Recuerda que a medio día normalmente tienen un menú más asequible!
  • Ve al gimnasio. ¡Estar de vacaciones no es incompatible con la vida saludable! Aprovecha para ir a esa clase que te encanta y que te pone tan en forma. ¡Tu cuerpo y mente te lo agradecerán!
  • Visita ciudades o pueblos vecinos. A veces nos empeñamos en viajar lejos y no nos damos cuenta de los destinos tan maravillosos que tenemos a tan solo unos kilómetros. Es el momento de ‘turistear’ y descubrir los alrededores.
  • Saca tiempo para esos hobbies que tienes aparcados.
  • Si los tienes y disfrutas de tus sobris, recógeles de la guardería o del cole. Personalmente me parece un planazo y a ellos les encanta, sobre todo si es sorpresa. ¡Fliparán!

Como ves, pasar unas vacaciones a destiempo y en tu ciudad, más que una maldición puede ser la oportunidad que necesitabas para sacarle más partido a tu entorno. Hagas lo que hagas, no olvides lo más importante, las vacaciones están para disfrutar y descansar.

2 respuesta a “Vacaciones a destiempo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.