La verdad sobre los smoothies verdes

 

A estas alturas todos sabemos lo que es un Smoothie, es posible que a priori no lo escribamos bien, pero ya nos va sonando el asunto.

Ya lleva mucho tiempo integrándose en nuestra sociedad, de manera constante y poco ruidosa. Por eso no es de extrañar, que en el mismo herbolario donde acudes prácticamente todos los meses, y echas una ojeada a la sección de libros. De repente son todos verdes, con hojas verdes en las portadas y pero aún vasos cuyo contenido es verde. ¿Qué es todo esto?

Pues bien, son los Smoothies verdes, básicamente es combinado de fruta,vegetal y agua. Donde siempre gana protagonismo el color verde del vegetal, casi siempre hoja. (espinaca, menta..)

Pensando en los hábitos alimenticios de este país detenidamente, me cuesta creer que la cultura del Smoothie se esté ganando sus propios adeptos que aunque, con un porcentaje pequeño ya existe aquí en España.

Aquí en la cultura del “tapeo” y venimos a decirles que beber vegetales crudos es tendencia y muy bueno para la salud. Hace unos años, mi padre que lleva la transgresión mimetizada en su ADN, vivía en Andalucía catedral de la tapa. Y como no era de extrañar, ante un entorno que no es con el que mejor se identificaba mi padre en cuanto a costumbres y maneras de disfrutar la vida, se produjo, lo que es normal. Su propia radicalización llevando al máximo exponente sus costumbres y hábitos. Uno de ellos era, picar entre horas, lechuga. Si lechuga a palo seco tal cual de la bolsa. Brotes de hojas crudas que se llevaba a la boca como si de una bolsa de papas se tratara. Claro está era terriblemente criticado y acosado, tachado como la persona más rara de todos los tiempos.

Pero sin embargo… ahora, ahora es muy distinto, ahora puedes hacer lo mismo. Pero todo batido y  a poder ser en un recipiente muy trendy y newyorkino. Entonces si, eres una persona interesante y con carácter que se cuida y se preocupa de su salud. Aunque luego seas la persona más sedentaria del mundo.

bottle-852136_640

Recipiente de la tienda My Bottle Shop

A continuación voy a citar las ventajas prácticas de los Smoothies verdes, no las ventajas que ponen en todos los libros, sino las más prácticas, esas que si te pueden resultar prácticas además de saludables.

  1. Si vives solo, o en su defecto en pareja, compras una bolsa grande de hojas de espinacas, y te toca tirar la mitad cada semana. La solución es un smoothie de espinacas con plátano.
  2. Si trabajas y después no llegas a casa hasta la noche, si te pasas el día fuera y tienes que comer de tupper y has renunciado a las ensaladas porque la hoja no te llega bien al medio día, puedes optar por acompañar tu comida por un smoothie verde y tomar de esta manera tu ración de hoja verde.
  3. No te gusta nada las verduras, y las ensaladas realmente tampoco, con un gran vaso puedes quitarte del medio ese “mal trago” porque sabes que? bajo esa apariencia verde, el Smoothie va acompañado del sabor dulce de la fruta o frutas que hayas decidido mezclar. Que no te engañe el color marciano.
  4. Estás a dieta, y es un maravillosa forma de matar el hambre entre horas.
  5. No estás a dieta pero trabajas todo el día cara al ordenador, si por ti fuera estarías picando todo el día cualquier cosa, en vez de eso, no paras de hacerte cafés. Pues una bonita alternativa es tener un gran vaso de Smoothie verde cera o bidón. Creeme tus compañeros de la oficina se acostumbrarán.

Y un último consejo. No lo hagas por moda, se objetivo, si la idea te parece atractiva, estamos hablando de fruta, agua y vegetales, salvando las intolerancias puntuales y personales de cada uno, por norma general no se me ocurre mejor manera de meterle nutrientes de calidad al cuerpo.

Investiga, lee, juega, elabora…hazte un top ten de los sabores que más te gustan. Mi preferido es para verano, melocotón, espinaca y plátano. Mis compañeras de oficina y yo aún no hemos encontrado las cantidades exacta que más nos guste.

Seguiremos investigando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.