Cosmética ecológica, otra forma de cuidar la piel

Hace poco asistí a un curso de cosmética ecológica en el que nos enseñaron el proceso para elaborar cremas caseras. El curso lo iniciaron con la siguiente afirmación: “a través de nuestra piel absorbemos las sustancias que aplicamos sobre la misma, dichas sustancias llegan a la sangre en 15 minutos”. Si tenemos en cuenta que en el mercado de la cosmética existen más de 6000 ingredientes que no están controlados y que, en algunos casos, pueden producir alergias, eczemas, etc… Es para plantearse si no deberíamos controlar más las cremas que nos ponemos en el rostro o el cuerpo, ¿no creéis?

De igual modo que para comer intentamos elegir los alimentos de mejor calidad ¿por qué somos capaces de ponernos en la piel cualquier crema? ¿Por qué no leer las etiquetas para ver, al menos,  que ingredientes llevan?

Mujer lavando su rostro

Es cierto que apenas disponemos de tiempo, pero hoy en día tenemos una gran oferta de productos cosméticos que nos ofrecen garantías de que todos sus ingredientes son de origen vegetal y ecológico. Si alguna vez tenéis dudas para reconocer si un producto es ecológico, o no, mirad si tiene la certificación pertinente (Ecocert, Qualité France, Soil Association, BDIH,…).

Se trata de un circuito menos comercial que el habitual, pero la responsabilidad y la concienciación que todos estamos adquiriendo en los últimos años ha llevado a que cada vez sean más las marcas que apuesten por este tipo de cosméticos. Hoy me voy a centrar en cosmética ecológica para el rostro y para ello os voy a hablar de dos marcas que conozco bien. Hay muchas otras, pero estas son las que a mi, por el momento, más me han gustado. Las suelo ir combinando porque la piel necesita también variedad, como en cualquier dieta equilibrada.

Dr. Hauschka, cosmética ecológica de tradición

La descubrí hace poco tiempo, sin embargo su tradición de 40 años la llevan a una posición privilegiada en el sector de la cosmética natural. Trabajan con plantas medicinales seleccionadas y con el objetivo de que sus cosméticos activen la autoregeneración de la piel, la regulen y la equilibren. Están basados en los principios de la homeopatía y se elaboran con plantas medicinales e ingredientes naturales.

¿Qué uso de esta marca? Su crema hidratante fluida, recomendada para diferentes tipos de pieles (secas, deshidratadas, con tendencia a arrugas…), pero en mi caso, que tengo la piel más bien tirando a grasa, la uso junto con el aceite normalizador. Esta combinación me ayuda a hidratar la piel mixta y regula la producción excesiva de las glándulas sebáceas. Primero me pongo un poco de aceite en las manos y lo mezclo con la crema fluida, a continuación la extiendo por el rostro con un ligero masaje y a pasar el día.

Crema hidratante y aceite normalizador

Uno de los productos que más me gustan es su tónico facial especial, sobre todo si tienes la piel grasa. Lo que hace este tónico es eliminar impurezas y afinar los poros abiertos.  Se utiliza después de limpiar el rostro, tanto de día como de noche, y previene la aparición de granitos. No debes aplicar el tónico con algodón, es mejor hacerlo con las manos para mantener los activos calmantes e hidratantes del producto.

Tónico facial especial

Esta marca tiene, en mi humilde opinión, dos puntos fuertes: el precio que, para ser alta cosmética, es bastante asequible para el común de los mortales y el segunto punto a su favor su web , donde te muestran cómo aplicar cada producto en función de tu tipo de piel de una forma muy didáctica donde, además, puedes consultar todos los ingredientes con los que trabajan. Yo empecé a usar un producto y ya hay varios que he convertido en imprescindibles….

Matarrania, cosmética ecológica Km 0

Otra de mis favoritas. Esta firma de kilómetro cero trabaja sus productos con materia prima made in Spain de esta forma apoyan la economía local y minimizan el impacto ambiental del transporte. Como muchas sabéis la mayoría de las cremas tienen una fase acuosa (agua) y otra oleosa (aceite), los productos de Matarrania cuentan con el 0% de agua de manera que todos los ingredientes que componen sus productos son aceites vegetales vírgenes y, por tanto, como ya os conté en el post anterior conservan todos sus principios activos.

MATARRANIA
El primer producto del que me enamoré fue su contorno de ojos. La piel de esta zona del rostro es la más delicada y hay que tratarla con mucho cuidado. El contorno de ojos de Matarrania tiene un aspecto a manteca que me encanta y aunque contiene aceites estos no resultan nada grasos, además al elaborarse sin fragancias se puede usar en pieles sensibles.

Contorno de ojos

Uno de los momentos más importantes para nuestra piel es al desmaquillarnos, la liberamos de todas las impurezas, las cuales también se adhieren a nuestra piel aunque no nos hayamos maquillado. La loción limpiadora con agua de rosa de Damasco, extracto de tomillo y aceites de oliva y girasol la convierten en una fórmula de limpieza eficaz hasta con el maquillaje más resistente.

LOCION LIMPIADORA

Para los cuidados más ocasionales, pero no por ello menos importantes, tienen un exfoliante de oliva, que se puede usar tanto para el rostro como para el cuerpo. Te cautivará por como deja la piel y por su aroma a menta y eucalipto que convertirá tu baño en un SPA.

ExfolianteEstos son los productos que yo he probado. Mi próxima adquisición a la que no podré resistirme es su bálsamo labial de menta que para estas épocas de alergias y cambios de temperatura viene genial para los labios secos y agrietados.

Bálsamo labial

 

Me temo que este post se me ha quedado corto, tengo tantas cosas que contar… Prometo que os seguiré descubriendo más productos para cuidarnos la piel de una manera natural y poco agresiva.

A mimarse mucho amigas!!

2 respuesta a “Cosmética ecológica, otra forma de cuidar la piel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.